11 BAÑOS 20 EUROS

 

Mucho tiempo había pasado ya desde que su cuerpo conseguía llegar a la otra orilla sin dificultades y sin preguntarse el porqué de querer hacerlo, pero en ese momento fue diferente: se cruzaba con ella en el centro de la piscina y coincidían en las orillas, eso sí, a él le costaba mucho llegar a los extremos.

Un día salió de la piscina, caminó hacia el vestuario, se duchó y se cambió de ropa, cuando salió por la puerta del edificio notó la brisa primaveral chocando contra su pelo húmedo, las aguas de las que acababa de salir no estaban precisamente calmadas, pero no era ésta una señal suficiente para adivinar que nunca más volvería a zambullirse allí, y así, con su cuero cabelludo enfriándose por los jardines de la universidad politécnica, fue como nunca terminó el bono de 11 baños que pagó por 20 euros.

 

11banos20euros

 

No sólo me he podido levantar
También asumo las consecuencias
No es un deporte caro la verdad
Y también sirve para mis piernas

Al darme cuenta ya no hay marcha atrás
Hasta las cejas voy sumergido
Y de lo que consigo recordar
Mitad no vale y pierdo el ritmo

Y cuando ya no pueda respirar
Voy a levantar la cabeza
Cuando crea que ya no puedo más
¡Que va! , levanto la cabeza.
Un poco más
Total si ya
¿Qué más dará?
Tampoco lo llevo tan mal // Estoy a punto de llegar.

El agua no ha parado de rugir
Y choca dentro de mis oídos
Cientos de corcheras junto a mí
Dueñas señoras de mi camino

Y ¿qué motivos hay para seguir?
Me pregunto a cada brazada
Hay toda una batalla por vivir
Podría hacerlo cada mañana